DANIEL SEVERIANO PAVON

1946

“Pavón…Pavón…¡Que grande sos! Cantaban las hinchadas de Boca y Racing. Goleador con una Copa Libertadores y una Intercontinental. Dueño de cuatro ascensos a Primera División, incluido el inolvidable 1985 con la Academia. Daniel Severiano Pavón , El Cholo, nos recordó su carrera, sus historias y su presente con muchas ganas de dirigir. 

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

 

Daniel Severiano Pavón. El Cholo. Un goleador potente. ídolo grande de la Academia, goleador de una década.
Daniel Severiano Pavón. El Cholo. Un goleador potente. ídolo grande de la Academia, máximo anotador del club en la década del ochenta.

Barrio de Saavedra. La sonrisa amable. Daniel Severiano Pavón. El Cholo. Goleador implacable. Nos recibió con una sonrisa, por más que nos diga que tiene fama de hosco. Nos comenta un futuro viaje a España para reencontrarse con Juan Carlos Longhi, actual directivo del Espanyol de Barcelona y futbolista en la misma época que el jugó en la entidad catalana. Nos recuerda el selectivo de Platense donde formó a Gonzalo Bergessio, que siempre lo recuerda, y quiere remarcar algo: “en el fútbol argentino falta inversión en divisiones inferiores y sobre todo formadores, y yo me considero uno. Todos conocen una cara mía, la de hosco, pero tengo otra que es cuando me brindo entero por los pibes”. Entre la coordinación de las divisiones inferiores de Colegiales y las anécdotas de su carrera transcurrió una charla tan amena como entretenida.

.

PIZZAS Y GOLES

Cholo de entrenamiento. Año 1984. Primer año en la Academia, el club que más lo recuerda.
IDENTIKIT: DANIEL SEVERIANO PAVON. Nació el 21 de febrero de 1955 en La Escondida (Chaco). Debutó oficialmente el 23 de junio de 1973, Unión 0 – 0 Almirante Brown, 16º fecha del torneo de Primera B. En Primera A jugó 72 partidos, con 15 goles. En Primera B jugó 227 partidos, con 65 goles.

“Llegué siendo pibe de Chaco. La cosa estaba dura allá y me vine a la casa de una tía en San Justo. Comenzé a trabajar en la pizzeria Montecarlo. Siempre me gusta recordar la familia que era dueña de la pizzeria, los Bulla. Les tengo que agradecer de por vida. Yo jugaba en la primera de Almirante Brown, y esta gente me decía: “Daniel, hacé las prepizzas tempranito, que eran unas 150, y andá a descansar”. Se portaron tan bien conmigo… Hoy veo pibes con primer contrato que se compran un coche importado antes que una casa y siempre recuerdo lo que fueron aquellos años que jugaba y hacia pizzas el mismo sábado”.

“Siempre recuerdo la tarde de mi debut. Fue contra Unión en Santa Fe. Veía al 9 de ellos y me decía para adentro: ¡Que fenómeno, éste si que va a llegar!. Era Leopoldo Jacinto Luque…jajaja”

Cholo Calamar. En ese derechazo se evidencia toda la potencia del Cholo. En Platense jugó 105 partidos, y convirtió 33 goles, entre 1974 y 1976.
Cholo Calamar. En ese derechazo se evidencia toda la potencia de Pavón. En Platense jugó 105 partidos, y convirtió 33 goles, entre 1974 y 1976.

“Llegué a Platense de casualidad. Vine a acompañar a un amigo chaqueño a probarse a Platense. Dio la casualidad que la semana anterior le había hecho 4 goles con la cuarta. Cuando me vio el técnico de la cuarta de Platense me dijo: “Anda a fichar ya mismo”.

“Debute jugando en tercera contra estudiantes en Defensores de Belgrano. Después agarré la primera y no la largué. Teníamos un lindo equipo, con el Mono Petti compartíamos la delantera y muchas cosas mas: En el 76 nos fuimos de vacaciones a La Escondida, mi pueblo, como no ganábamos mucha guita, a los quince días nos quedamos sin un mango y pasamos un hambre… jajaja”

“En Platense fui muy atrevido. En el ascenso y en Primera. Es que el jugador soltero tiene menores responsabilidades. Con la camiseta del Marrón recuerdo dos partidos: El ascenso contra Dálmine y un 0-5 en la cancha de Sportivo Patria, porque se cayó la tribuna en medio del partido La verdad es que anduve muy bien en Primera con Platense. Menotti me declaró entre los cuarenta intransferibles al exterior y en ese momento se comenzó a gestar mi pase a Boca…”

.

CHOLO DE AMERICA

El Cholo con una camiseta de Boca muy especial. Con la azul y oro jugó 37 partidos, marcó 8 goles. En Copa Libertadores, 8 partidos con un gol. Marcó un gol en la Copa Interamericana.
El Cholo con una camiseta de Boca muy especial. Con la azul y oro jugó 37 partidos, marcó 8 goles. En Copa Libertadores, 8 partidos con un gol. Marcó un gol en la Copa Interamericana.

“Llego a Boca por Bernardino Veiga. Siempre me llamaba y me decía: Pavon, usted tiene que venir acá. Me hace hablar con Juan Carlos Lorenzo y el Toto me dice: Pavon yo lo necesito para la Copa, usted va a jugar todos los partidos. Y me cumplió porque jugué siempre todos los partidos”

“Tengo dos historias con Lorenzo increíbles. Una vez estábamos los once titulares concentrados antes de la final de la Interamericana. Llovía a mares y entrenábamos en el gimnasio cerrado. Hacíamos entrenamiento sin rival. Erré un gol. Cuando lo erro, el Toto le grita al profe Castelli: ¡Jorge, llamá a Saldaño que Pavon no juega!, ¡Y no jugué por un gol que erré en un entrenamiento sin rivales!”

Año 1980. Último año del Cholo en Boca. Una mala campaña del equipo.
Año 1980. Último año del Cholo en Boca. Una mala campaña del equipo.

Otra increíble. Fue en Uruguay antes de la final ante el Cruzeiro. Estaba durmiendo y me despierta a eso de las cuatro de la mañana con Castelli, los dos con una vela pegada a un plato. Se acerca el Toto, yo no entendía nada, y me dice: Felman no puede jugar…si no llega juega usted. Ahora, Si juega Nelinho para ellos, usted le pega una patada lo echan y nosotros ganamos igual” Menos mal que jugó Felman porque Nelinho estaba lesionado…jaja “

“Al final fui al banco e ingresé en el segundo tiempo. Menos mal que Gatti le atajó el penal a Vanderley porque después de ése penal me tocaba a mi y las piernas me pesaban doscientos kilos. Encima había tanto barro en la cancha que el pie se hundía hasta el tobillo”.

“De Lorenzo se puede decir cualquier cosa, pero fue laburador como ninguno que vi. Era un genio en eso. También tuve compañeros increíbles como Gatti, Mouzo, Mastrangelo…todos buena gente y muy derechos”

.

ESPAÑA – LA BOCA – QUILMES

Cholo Periquito. En el Español de Barcelona jugó 21 partidos y marcó 2 goles, entre 1978 y 1979.
Cholo Periquito. En el Español de Barcelona jugó 21 partidos y marcó 2 goles, entre 1978 y 1979.

“En 1978 voy a jugar la Copa Gamper con Boca a Barcelona. Me fue bien y le interesé a los dirigentes del Espanyol de Barcelona. El primer año anduve una barbaridad. Me quería comprar el Real Madrid y el Anderlecht. Allá no estaban acostumbrados que un delantero le peleara a un defensor, entonces me trataban de loquito”.

“Allá jugabamos 4-4-1-1. Por suerte conocí a Raul Longhi. que me ayudó y orientó bastante. Recuerdo el título de una revista : Esperábamos un goleador y encontramos un abrelatas. Querían un goleador y se encontraron con un delantero de todo el frente de ataque. Tuve a Irulegui de entrenador, un vasco duro con quién tuve mis problemas. Después a Marulegui, otro tecnico defensivo”

Cholo cervecero. En el sur jugó 47 partidos entre 1980 y 1982. Marcó 7 goles. Nunca se sintió a gusto.
Cholo cervecero. En el sur jugó 47 partidos entre 1980 y 1982. Marcó 7 goles. Nunca se sintió a gusto.

“Recuerdo un clásico contra el Barcelona. Me hizo Migueli marca personal. Era una cosa increíble, durísimo. Me echaron a la mierda jajaja. Milonguita Heredia jugaba con un clavo entre los dedos… jajaja…¡¡¡fue terrible!!!”

“Volvi a Boca en 1980. Un año malisimo. zafamos del descenso de casualidad. Económicamente el club era un desastre, no teníamos ropa. Rattin como entrenador dejaba bastante que desear, y lo mejor era cambiar de aire”.

“Llegué a Quilmes en 1980, a jugar el Nacional de la A con el equipo ya descendido. Ascendimos facil, pero en Quilmes me costaba. A pesar que subimos, me costó muchísimo entrar en el club y con mis compañeros. Ellos ya tenían un grupo armado desde 1978, y era medio hermético el asunto”.

.

UN IDOLO LLEGA A LA ACADEMIA

Cholo académico. Goleador en tiempos de ascenso. Entre 1984 y 1987 marcó 26 goles en 75 partidos.
Cholo académico. Goleador en tiempos de ascenso. Entre 1984 y 1987 marcó 26 goles en 75 partidos.

“En 1983 jugué Copa Libertadores para el Tolima de Colombia. Allá me crucé con el Profesor Jorge Castelli, quién me propuso venir a Racing en 1984. Sabía que la mano era complicadísima. Había que jugar en la B y el asunto no era para cualquiera. Mirá, yo jugué una final de Libertadores con Boca, pero la presión que había el día del primer partido, contra Los Andes, en cancha de Vélez, no la viví nunca en mi vida. Y muchos de mis compañeros que en la semana decían que había que pasarle la pelota a ellos, que la presión no la sentían, el día del partido, como le pasó a uno, patearon el banderín del corner en vez de la pelota…”

11 de mayo de 1985. El Cholo se eleva aunque la pelota está en las manos del Gato Alejandro Lanari. Triunfo de la Academia 1 a 0 sobre el Deportivo Italiano.
11 de mayo de 1985. El Cholo se eleva aunque la pelota está en las manos del Gato Alejandro Lanari. Triunfo de la Academia 1 a 0 sobre el Deportivo Italiano.

En 1984 a mí me salvó la personalidad. No teníamos jugadores para la categoría. A mí la hinchada me quería mucho, pero era muy feo -recuerdo-  que la hinchada me tomara como ejemplo cuando le pedían a mis compañeros que pusieran huevos”

“En 1985 casi me voy a Unión. Tenía todo arreglado y estaba yendo a la AFA a firmar contrato. En eso, Juan D´Stéfano me agarra en la calle Viamonte y me dice: Cholo, acá tenés veinte dolares en efectivo. Te tenés que quedar en Racing. La verdad, falté a mi palabra, pero era tanto el amor por Racing que tuve que llamar a Santa Fe y comerme un garronazo”.

"Borghi, no rompas las pelotas / si el Cholo estaba en Tokyo / Se lleva la Toyota". Cantaba la hinchada de la Academia... Final del octogonal 1985. El Cholo atendido por el doctor Adolfo Fort.
“Borghi, no rompas las pelotas / si el Cholo estaba en Tokyo / Se lleva la Toyota“. Cantaba la hinchada de la Academia…
Final del octogonal 1985. El Cholo atendido por el doctor Adolfo Fort.

Aquel año tuve problemas con Cayetano Rodríguez. No quería un 9 de área. Quería que el equipo llegara tocando. Pero lo peor es que dividió al grupo. A mi me sacó y me hizo algo imperdonable. Antes del partido con San Miguel murió un gran amigo mío en un accidente. Le pedí permiso para ir al entierro. Me lo dio, pero cuando volví me dijo que le había faltado el respeto al grupo y me desafecto. Mi suegra, que es medio bruja, me dijo: mañana pierden 2-1 y se va. Dicho y hecho”

“La clave del ascenso fue el Coco Basile. Llegó y la hizo fácil. Nos dijo: Hay que defender bien y jugar de contrataque para los tres de arriba. Y nosotros (Orte y Walter Fernández) eramos los primeros en bajar a defender. De ese ascenso lo que más recuerdo fue la concentración en Ezeiza. Fueron cuarenta días increíbles. Mirá ascendí con Platense, Quilmes y Mandiyú. Salí Campeón de América y del Mundo con Boca. Pero el mejor recuerdo que tengo, es el ascenso con Racing. Por eso me gustaría que la gente de Racing me recordara un poquito más”

Comentarios

comentarios