“Cuando se habla y se critica de futbol es como el sexo: todos pensamos que lo hacemos muy bien”

540

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

Claudio Daniel Borghi fue uno de los personajes más curiosos que surgieron del fútbol argentino en los últimos cuarenta años. Nacido en Castelar, el 28 de septiembre de 1964, su inmenso talento, junto a su forma singular de ver y comprender el fútbol, lo convirtieron en un personaje.

Su talento deslumbrante brilló en aquel Argentinos 1984/86. Tanto que fue parte del equipo campeón del mundo en 1986 y fue contratado por el Milan AC. Cuando su carrera parecía no tener techo, su decisión de vivir el fútbol a su manera fue cuestionada. Algunos atribuían cierta distancia debido a su religión mormona. Lo cierto es que para el Bichi el fútbol no era una cuestión de vida o muerte. Por eso lo vivió como quiso.

Detractor de todos aquellos que opinan de fútbol sin comprender el juego, alguna vez contó que mientras hacía el curso de entrenador en Chile se retiró ofuscado porque un compañero – que no había sido jugador profesional – preguntó donde colocar los arcos en una cancha dibujada.

Cuando dirigió Boca Juniors en 2010, ante una serie de críticas, declaró: “Cuando se habla y se critica de futbol es como el sexo. todos pensamos que lo hacemos muy bien“.

Genio y figura.

 

Comentarios

comentarios