Dante Panzeri. El francotirador y la prensa independiente

225

*por JOSE LUIS PONSICO

Desde el campo del peronismo deportivo, luego de recopilaciones sobre la historia en el deporte del movimiento creado por el Coronel Juan Perón hace casi 75 años -“Revolución del´43“- que llevó adelante desde las ideas lo “nacional y popular”, se reavivó una discusión.

Un periodista celebrado por su capacidad intelectual, valentía para ir contra el establishment, distintos factores, desde la política, referencia Dante Panzeri -20 años en “El Gráfico”, entre el´43 y el 62- fallecido hace casi 40 años, ahora reabrió la polémica.

En el´56, plena Revolución Libertadora, el régimen de facto del general Pedro Aramburu -derrocó a su colega, Eduardo Lonardi antes de los 45 días, entre 16 de septiembre´56 y 13 de noviembre del mismo año- Panzeri abordó el tema político.

El peronismo condenó con la brillante pluma del historiador y docente peronista, Alfredo Aguirre (**), apoyado por Víctor Lupo, creador de la “Agrupación Justicialista del Deporte” en los´70, ahora “Movimiento Social” al punto de denunciar genocidio deportivo en el´56

Dante, redactor de El Gráfico, había tenido sentimiento de cierta atracción dijo en Mar del Plata, invierno del´69 hacia “el impacto que produjo el ascenso de Perón en el´46; su gobierno de fuerte apoyo popular”, aclaró

Pero ya que usted pregunta -refiriéndose al autor de éstas líneas, aprendiz de periodismo hace 48 años- y siendo para usted importante ser peronista, diré que en el´53 y 54 ya no pensaba lo mismo. Ante un gobierno lleno de adocenados y alcahuetes“, afirmó.

Panzeri en “El Gráfico” y la Federación de Ciclismo, escribió sobre hazañas de Jorge Batiz, Ernesto Contreras sus comienzos; Ricardo Senn, Duilio Biganzoli, Clodomiro Cortoni, Pedro Salas, Natalio Simón, entre otros destacados y de puño y letra, una condena al “deporte de Perón”.

Sería imperdonable para todo el peronismo si lo único que hubiera hecho Panzeri que ejerció el periodismo desde los 40 hasta fines de los´70, pasara por el documento que sirvió ahora para denostarlo.

El obediente militar de La Libertadora, coronel Fernando Huergo, del Ejército que lideraba Pedro Eugenio Aramburu, a cargo del Comité Olímpico Argentino y Confederación de Deporte es el autor directo del “genocidio deportivo” en el´56. Testimonio de Alfredo Aguirre.

Los deportistas que había sido favorecidos por el régimen peronista a instancias del Decreto Ley 4161, marzo del´56; que prohibía nombrar a Perón, Evita, destacar símbolos peronistas y entonar “Marchita de los Muchachos Peronistas”, serían condenados a “muertos civiles”

Panzeri post mortem paga caro su antiperonismo. No oculto como casi medio país en división indisimulable que sirvió a la Marina con el Ejército “rebelde” y la Fuerza Aérea el golpe de Estado en el 55. Una parte del mismo Ejército, leal a Perón.

Un peronismo “manchado” por tragedia política de los´70, la guerrilla enloquecida con “el General en el gobierno”; la caída de Isabel, el “Rodrigazo”, lejanía de los dos períodos de Carlos Menem de la añorada “Justicia Social”, eclipsó el golpe del´55

Lo peor estaba por venir. Unos veinte periodistas de este tiempo, todos famosos, ganadores de Premios Martín Fierro, algunos con patente de prócer, sabían de los 5.000 ejecutados en el´76 y sin embargo apoyaron el Mundial´78. La pelota al servicio del régimen

Junto a César Menotti, antiguo militante comunista en el´58, hombre reconocido por su “intelectualismo” en un fútbol más cercano a los estándares de la vida cotidiana, lejos de las bibliotecas, si citamos futbolistas y entrenadores, que tributaron un Mundial a los milicos

Curiosamente, el peronismo de la Resistencia hizo cola para pegarle a Panzeri, nunca dijo nada de Macaya Márquez, los Bonadeo, padre e hijo; “Fiesta de Todos”, Sergio Renán, colegas de Clarín, empezando por Horacio Pagani, ni tampoco Niembro y Araujo con Menem

El grupo Carlos Avila, tuvo el negocio un cuarto de siglo, el mayor monopolio periodístico de la historia y ni siquiera fueron solidarios con Adrián Paenza cesanteado por Juan Cruz Avila de probada amistad con Gonzalo Bonadeo

El “Huesito“, voz en off del periodista, ahora ejerce con autoridad posiciones de pretendida “ética”, hace dos décadas, autor de una ficción que costó el laburo a Paenza. Luego defendido por Víctor Hugo Morales desde los Medios que nunca estuvieron con “TyC”

Panzeri gorila en caída del primer peronismo. Pero mucho más grave, en juego del periodismo que no fue ajeno al genocidio, no precisamente deportivo, es lo que vino después del deceso, el 14 de abril del´78.

La experiencia de buena parte del periodismo deportivo en el´78, apoyando el Mundial y consecuencias: el fútbol argentino como “fiesta popular”, utilizado por militares para perpetuarse en el Poder.

El film de María Luisa Bemberg a la vuelta de la democracia en el´83: “De eso no se habla”. El campo popular debió soportar a López Rega y ahora personeros como Báez, Jaime, el tal Lopecito. Eso nunca fue peronismo.

Panzeri se jactó de “librepensador”, declarado “anti-sistema” y  alejado del periodismo que remitió a los intereses de grupos empresarios, exclusivamente. Por eso se tuvo que ir de “El Gráfico”, agosto del´62, enfrentó al coronel Luis Cilley Hernández en el´72, titular de Deporte de la Nación.

El militar dolido por críticas de Panzeri al deporte del régimen de Alejandro Lanusse -Dante por Canal 11, calificó de “vergonzoso que en la delegación a los Juegos Olímpicos de Múnich´72, los atletas viajaban en tercera clase y la equitación en primera”, por tevé

El militar le mandó dos “padrinos” al domicilio de Panzeri en Villa Devoto -chalet clase media; Dante tenía un Fiat 1500, vivía como pensaba- para que el periodista eligiera arma. Un duelo a la antigua

Panzeri, 1.80 de estatura, buen físico, por naturaleza “no entrenado” respondió: “Digale al coronel Hernández que acepto; las condiciones a puño limpio en el Luna Park a beneficio de ALPI”, Asociación para la Lucha contra la Poliomielitis por entonces

El duelo no se hizo. Panzeri tenía 52 años. Murió cinco años más tarde de una enfermedad repentina. Había nacido en Córdoba, pudo ser en Las Varillas -hay quiénes lo suponen rosarino y su familia se trasladó, siendo chico- luego vivió en San Francisco.

Se casó con una mujer italiana a la que conoció en una gira en el´61 acompañando a la selección por Europa. Con ella tuvos dos hijos, Flavia y Sandro. En Mar del Plata lo honraron con una Biblioteca que lleva su nombre en el Club Quilmes.

Se pueden consultar cien carpetas que alcanzó el historiador Pablo Ramírez, uno de los que intercambiaba con el propio Dante Panzeri.

Dante, al cabo, culto, confrontativo, estudioso, duro, ácido, polémico, “francotirador”, pero especialmente valiente.

Solía decir: “La valentía viaja sola”

(*) Periodista de notable trayectoria. Columnista de la Agencia Télam, AgePeBa. La Señal Medios / La Señal Fútbol

(**) Alfredo Aguirre investigador peronista. Uno de los hombres sabios junto a Víctor Lupo de “la cultura del deporte con Perón”. Falleció hace ocho años en un accidente en Río de Janeiro, antes de cumplir 60 de edad. Una pérdida.

Comentarios

comentarios