MARIO ALBERTO BEVILACQUA

263

EL PASTOR DEL GOL

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

 

1.- Mario Alberto Bevilacqua nació en La Banda, provincia de Santiago del Estero, el 31 de octubre de 1963.

2.- Formado en el fútbol amateur del Club Mitre de su provincia.  Delantero de área, zurdo, con olfato goleador y gran pegada.

3.- A comienzos de 1983 llegó a Talleres de Córdoba recomendado por su co-provinciano Luis Galván. Llegó a prueba y sin muchas expectativas. Su debut se produjo el 13 de marzo de 1983. Primera fecha del Nacional. Talleres de Córdoba goleó 5 a 1 a Estudiantes de Río Cuarto. Bevilacqua abrió el marcador a los 41 minutos de juego. Su equipo formó: Chocolate Baley; Enrique Moreno, Beccérica, Oviedo y Topolino Riquelme; Barrionuevo, Ariel Moreno, Bujedo y Romero; Bevilacqua y Tedini. DT: Daniel Willington.

4.- Entre 1983 y 1984 armó una delantera muy recordada junto a Oscar Tedini, Daniel Valencia y Angel Guillermo Hoyos. En 1984 se le descubrió una dolorosa escoriosis en la columna. Estuvo a punto de abandonar el fútbol. Según sus propias palabras “puse todo en manos de Dios“. Pudo recuperarse y desde aquel momento, puso por delante su fe religiosa. De allí el apodo de Pastor, que lo acompaña desde aquellos días.

5.-  Tuvo cinco ciclos en Talleres. El primero finalizó en enero de 1986, cuando fue transferido al Filanbanco de Ecuador. No se adaptó a la vida en Guayaquil y rescindió contrato antes que termine la temporada. En total, jugó 8 partidos, con 2 goles.

6.- Regresó a Talleres luego de la Copa del Mundo México 1986. Fue su mejor momento. Un goleador espectacular. Dueño de mortíferos tiros libres. En la temporada 1987/88 peleó la cima de la tabla de goleadores. Convirtió 17 goles, quedando a sólo uno de José Luis Rodríguez, artillero de la temporada.

7.- Su capacidad goleadora motivó que lo contratara River Plate. Agosto de 1988. Dirigido por César Luis Menotti, no encontró lugar en un equipo plagado de estrellas. En la temporada con la banda roja jugó 14 encuentros, marcando 5 goles.

8.- En la temporada 1989/90 volvió a Talleres. Un equipo que terminó tercero en el campeonato, conformando una delantera sensacional junto a Amadeo Gasparini y el Toti Iglesias. Terminó nuevamente segundo en la tabla de goleadores, con 16 conquistas, siete menos que el goleador Ariel Cozzoni.

9.- En junio de 1990 fue transferido al Club Deportivo Español. Su relación con el presidente Francisco Ríos Seoane nunca fue la mejor. Tanto que tuvo sonoros conflictos con el mandatario. En uno de ellos recurrió a la justicia ordinaria para cobrar una deuda. Una regla no escrita del fútbol es no concurrir a la justicia para zanjar este tipo de conflictos. El propio Pastor expresó que esa decisión determinó el futuro de su carrera. En Español disputó 26 partidos, señalando 10 goles.

10.- Talleres cobijó nuevamente al goleador. Su cuarto paso. El club del Barrio Jardín ya no tenía los grandes jugadores de otros años. Tuvo un buen Apertura 1991 pero se cayó en el Clausura 1992. Luego de estar parado durante casi un año – algunos hablan de un pase de facturas por el juicio a Español – regresó a Talleres en 1993, para jugar el campeonato de la B Nacional. Fueron 16 partidos con tan sólo un gol. Allí puso fin a su carrera como futbolista profesional.

11.- Mario Bevilacqua es el máximo goleador de Talleres de Córdoba en campeonatos AFA, con 75 goles en 269 partidos. Contando toda su carrera profesional, el Pastor convirtió 91 goles en 317 encuentros.

 

 

 

 

Comentarios

comentarios