Tristeza | El adiós a Oscar Martín, capitán del Racing de José

240

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

 

Falleció Oscar Raimundo Martín. Tenía 83 años. Fue un laburante del fútbol. Pero en los últimos dos años de su carrera tuvo el honor de ser capitán y motor del mítico Racing de José.

Nacido en Villa del Parque, Capital Federal, el 23 de junio de 1934. Half derecho, jas, como decía la tribuna, en tiempos que el número 4 se plantaba en mitad de cancha. Su primer club fue la Asociación Atlética Argentinos Juniors. Allí debutó en el campeonato de 1952. Fue partícipe del campeonato de 1955, el mismo que permitió el regreso de los Bichos Colorados a Primera División luego de 18 temporadas. El famoso Tifón de Boyacá. Martín fue el 8 del equipo. Una delantera para el recuerdo: Carbone, Martín, Nawacki, Panzutto y Sciarra.

En 1958, el talentoso Martín Pando tomó su lugar en el equipo. Al año siguiente pasó a Chacarita Juniors. Con los tricolores logró otro ascenso. Nuevamente, su puesto fue el de half derecho. Un equipo que se conocía de memoria: Cordero; Vázquez y Mariotti; Martín, Scattolini y Moreno; Tornesi, Diego, Restivo, Brookes y Savoy.

Tiempos de cambios tácticos en el fútbol argentino. Proliferaban nuevos sistemas tácticos. Con la aparición de los cuatro defensores, Oscar Martín pasó la línea de fondo. Fue uno de los primeros marcadores de punta derecho del fútbol argentino. Sólido en la marca y recuperación, le sumaba criterio en la proyección.

Su espaldarazo llegó en 1963. Racing Club lo contrató en el marco de una reestructuración general del equipo. Atrás había quedado el ciclo histórico 1958/61. Aquel Racing formaba con Carrizo; Anido y Mesias; Martín, Reinoso y Sacchi; Mattera, Marchetta, Julio San Lorenzo, Juan Carlos Olenaiak y Bruja Belén. Pero será la llegada de Juan José Pizzuti cuando revolucionó todo.

Martín no tuvo el brillo de sus jóvenes compañeros de zaga, pero fue el jugador más regular del equipo en todo aquel campeonato de 1966. Cejas; Martín, Perfumo, Basile y Díaz. Una defensa para todos los tiempos. A pesar del vendaval ofensivo, Martín fue el único jugador de campo que no convirtió goles en aquel torneo. Alzó la Copa Libertadores en el estadio Nacional de Chile luego de 23 maratónicos partidos. Luego, el 4 de noviembre de 1967, fue el primer futbolista argentino en alzar una copa en el marco de un campeonato mundial. 

En 1969, con 35 años, terminó su carrera en Almagro. Una carrera de 17 años. En Argentinos Juniors disputó 65 partidos (4 goles); 112 partidos, con dos goles en Chacarita Juniors. Finalmente, 172 partidos en Racing Club – sin goles – y 13 apariciones con la tricolor de Almagro. En total 362 partidos oficiales (6 goles).

Estuvo ligado al Club Parque de su barrio. También a Racing, que lo tuvo, junto a Humberto Maschio y Juan Carlos Cárdenas, como miembros de las Relaciones Públicas del club. El último 4 de noviembre, cuando se cumplió medio siglo de la obtención de la Copa Intercontinental, los sobrevivientes de aquel equipo fueron homenajeados en la previa de Racing-Talleres. Martín dio la vuelta de honor junto al Panadero Díaz. Curiosamente, ambos fallecieron en este 2018. A fines de 2017, se había ido Jaime Martinoli.

No hay dudas: en el campeonato celestial, Racing está armando un equipazo.

 

 

Comentarios

comentarios