Quilmes & Historia | Pato Minig pasó por la Gráfica y nos dejó un montón de títulos

85

Patricio Minig es todo un personaje. Actual secretario de Actas de Quilmes Atlético Club, fue Secretario de Redacción de El Sol de Quilmes, y a su vez, uno de los mas interesantes historiadores de nuestro fútbol. Se dio una vuelta por Radio Gráfica y se quedó una hora charlando junto a Carlos Aira y Martín Gorojovsky en Abrí la Cancha.

Para Minig el fútbol argentino se divide en clubes grandes, ciudadanos y barriales:“Salvo que me puedan demostrar lo contrario, no existen equipos de provincia. De barrio son aquellos que no tienen toda una ciudad detrás, como pueden ser Quilmes, Lanús, Banfield o Temperley. Equipos de ciudad son aquellos que llenan la cancha todos los partidos. Un ejemplo, cuando se generaron los clubes, Quilmes no era ciudad. Si bien es el decano del fútbol argentino, el club no creció como Gimnasia y Estudiantes. Equipos de ciudad son los grandes rosarinos, los de San Miguel de Tucumán, santafesinos y paremos de contar. Fijense que en la ciudad de Mendoza no hay un equipo que sea respaldado masivamente por al ciudad. ¡Si el mundialista lo llenan Boca Juniors y River Plate!“. 

“En Argentina hay clubes de barrio campeones del mundo, como Vélez Sársfield. Clubes que tienen una competitividad gigantesca. Los dirigentes, Super Liga mediante, tendrán que tener cuidado con el reparto del dinero de la televisión. Las cifras que manejan River y Boca hacen que los derechos de televisión sean un tema menor, pero para los clubes chicos es su sustento económico. Si el reparto se hace demasiado desparejo, matan a la gallina de los huevos de oro“, dijo Minig.

Pato Minig también comentó la situación con la cual se encontró al llegar a Quilmes Atlético Club: “No nos quedaba otra que pedir convocatoria de acreedores. Nosotros asumimos el 3 de agosto de 2016. En esos días, los futbolistas profesionales tenían pago el mes de febrero y a los empleados se les debía parte de mayo. Se trató de acomodar la situación. Hoy los empleados están al día y los jugadores – de aquel plantel – están en la convocatoria. Los del actual plantel cobraron mayo”

“Acá hay una situación para ser contada que es el vínculo con AFA. Antes te prestaban y prestaban porque era la Mamá. Un día Mamá murió y apareció un padrastro que pidió todo lo que le debían. El rol que tuvo AFA durante los años de Julio Grondona fue de abrirle un paraguas hermoso a los clubes. Si venían a embargar a Quilmes, ¿Dónde lo hacías? ¿Por recaudaciones? ¿Publicidad? ¿Venta de jugadores? Embargaban la plata de la televisión, pero AFA miraba para otro lado. Ahora los embargos entran como balas y AFA descuenta todo. Por eso cambió el statu quo”, expresó Minig.

El dirigente quilmeño también dio cuenta de una situación singular que vivió cuando quiso que haya público de Rosario Central en el estadio Centenario: “Cuando llamamos a Rosario, allá no querían saber nada. Nos decían que tenían que entregar la mitad de las entradas porque para ellos era un pasamano. Entonces, si no podíamos vender todas las entradas, no nos servía para nada tener visitantes. Los dirigentes, en su gran mayoría, no quiere público visitante. Por otra parte, invito a cualquiera a reflexionar sobre las negociaciones de micros y entradas con los muchachos de la hinchada. Nos han pedido cinco mil pesos por micro para un club que está quebrado“. 

De cara a este Nacional B 2017/18, Minig afirmó que “Quilmes tiene la obligación histórica de ascender en un campeonato con seis descensos y promedios altísimos. Es una campaña muy corta, de 24 fechas, sin tiempo real de recuperación. Por ejemplo, San Martín de Tucumán, en la fecha 24 de este campeonato, estaba en zona de descenso. Finalmente salvó la categoría con aire. En el próximo campeonato B Nacional, Quilmes está obligado a hacer un campañón“. 

Consultado sobre la labor de la estadística histórica del fútbol argentino, Patricio Minig nos contó: “No vas a ganar muchas mujeres ni te harás famoso, pero es un laburo apasionante. Por lo general hay mucho especialista en clubes, no tanto en general”; y nos contó como se investiga: “Leyendo diarios viejos. Ahí está la espina dorsal de la investigación. No somos un país que se precie por proteger nuestros documentos. El caso emblemático es que no tenemos preservado el mítico gol de Rubén Suñé en la única final entre River Plate y Boca Juniors. AFA tiene una linda biblioteca pero no tiene todo, por eso se termina recorriendo a los periódicos de época”.

Hay una especie de esqueleto de historia oficial del fútbol argentino que se respeta y no se profundiza. Está muy bien estudiada la parte inglesa del fútbol argentino, pero nadie explica porqué se acabó la parte inglesa. Por ejemplo, el último presidente inglés de Quilmes fue Spencer Leonard, ex jugador de Alumni y Quilmes, y recién en 1937 el club cambió su parte inglesa. Eso no está informado. Pasaron un montón de cosas en el medio. Le preguntás a alguien que sabe de historia del fútbol argentino y no se sabe mucho de la década del diez. En esta pelea si Boca jugó en la B, sólo hay una idea de contar títulos y lo que están haciendo es bastardear la historia del fútbol argentino. Con la historia no se metan, ¡Vayan a ver El Aguante!”, dijo Patricio Minig.

CA/GF/RG

Comentarios

comentarios