Ariel Paolorrosi | “El fútbol juvenil argentino está a la altura de los mejores del mundo”

120

En una entrevista realizada por el diario La Nación, Esteban Cambiasso dejó frases fuertes. Para Cuchu, “el fútbol argentino le tiene miedo a la gambeta“; también puso en duda el nivel del fútbol formativo en Argentina.

En Abrí la Cancha entrevistaron a Ariel Paolorrosi, coordinador de las divisiones inferiores del Club Atlético Lanús. Consultado sobre si la gambeta está en extinción, Paolorrosi expresó: “No quiero desautorizar una voz tan importante como la de Cuchu Cambiasso, pero el otro día entró Marcelino Moreno en un partido de Copa Libertadores de visitante, y lo primero que intentó fue gambetear“; y agregó: En Lanús elijo jugadores que tengan técnica individual y puedan romper líneas. Si vienen a ver las divisiones juveniles se darán cuenta que los laterales, volantes o extremos eluden y pasan al ataque. Soy coordinador de un club donde puedo tomar la decisión de elegir futbolistas que se emparenten con la línea de juego del club. Luego hay otros clubes, que tienen otra captación, y por ende eligen otros futbolistas”. 

¿Pero el fútbol argentino sigue generando cracks? Algunos lo ponen en duda, Paolorrosi no: “Giovani Lo Celso y Franco Cervi fueron transferidos en un montón de plata. Lautaro Martínez será el 9 de la Selección Argentina en poco tiempo. Hay jugadores. Por fortuna me tocó dirigir la Selección Juvenil en el torneo Internacional Sub20 de la Alcudia y te das cuenta que hay un nivel fantástico. Hay muy buenos jugadores en nuestro país. Es cierto que A veces se apuran los procesos de formación o revisar que sucedió con los juveniles de AFA. Pero si nosotros decimos que no hay futbolistas, que quedan para otros países. Se instaló una idea errónea. Quienes vemos todos los fines de semana chicos, invitamos a que vengan a ver los partidos de inferiores o ver como se entrena con los futbolistas juveniles. Se trabaja muy bien con juveniles en Argentina”

Ariel Paolorrosi, formado en las divisiones inferiores de Newells Old Boys a comienzos de los ochentas, comparó su época con la actualidad: “Hoy el chico llega con un montón más de información. A nosotros nos gustaba jugar a la pelota. No teníamos representantes ni factores económicos. Cuando jugaba en inferiores no pensaba en ganar dinero. Sabía que firmando contrato tenía un sueldo, pero yo quería salir a la cancha con treinta mil espectadores. Hoy los tiempos son otros. No sólo por el empresario, sino también por el entorno familiar. Hoy los chicos perciben viáticos exorbitantes y se firman contratos a edades tempranas. Nosotros tenemos que aprender a trabajar con todo esto. Como dijo alguna vez el Loco Bielsa: no hay que perder el amateurismo. Porque el dinero está, la fama también. También llegan el auto rápido y la chica linda”. 

En la cabecita del nene hay un montón de cosas y no mira tanto fútbol, algo que le juega en contra“, precisó el coordinador del fútbol juvenil de Lanús, quién agregó: “Pero es cierto que hoy se entrena mucho mejor que antes. Esto fue porque avanzó la tecnología. Yo tuve a Jorge Griffa en el momento que armó el proyecto Newells. Sorprendía por su método de trabajo. Hoy podés bajar por internet un montón de trabajos de campo“.

Para Paolorrosi “Se están perdiendo los especialistas en formación. Yo trato de copiar cosas de Jorge Griffa y Roberto Puppo, de quienes aprendí un montón de cosas que me fueron quedando. Pero no hay vuelta atrás, para este trabajo te tiene que gustar la formación. Muchos de los técnicos de inferiores saltan rápido a Primera y por eso faltan formadores. También hay mucha vorágine por ganar y nada más, pero la formación va de la mano de la competencia

Finalmente, el entrenador granate dio cuenta del viejo prejuicio contra los jugadores de baja estatura: “Si el jugador es técnico y rápido, puede medir 1,65 como Barco o Barrios y destacarse. La talla depende de la inteligencia que tenga para entender el juego. En Lanús esperamos esos futbolistas. Tienen que tener una condición técnica importante y soportar los 90 minutos de juego. Yo salí de la escuela de Newells, donde esperaban esos futbolistas, por eso hoy lo hago”. 

CA/GF/RG

Comentarios

comentarios