Leopoldo Jacinto Luque | “Con Gallardo, River se reencontró con su identidad”

249

Su bigote es tan mítico como lo fueron sus goles. Leopoldo Jacinto Luque es un símbolo riverplatense. Goleador excepcional. Campeón del Nacional 1975, Metropolitano 1977, 1979 y 1980. Campeón del Mundo en la Copa del Mundo 1978.

Santafesino radicado en Mendoza. Allí lo llamaron desde Abrí la Cancha, donde mostró su agrado por el gran momento millonario: Gallardo ordenó todo. River juega como le gusta a la gente. No se conforma solo con ganar: hay un paladar muy fino que no se conforma solo con ganar. Gallardo tiene grandes jugadores en el mediocampo, donde saben lo que tienen que hacer y tienen todos muy bien pie. Ahora se sumó Scocco, que le brindará la movilidad que le faltaba al ataque. Las compras que hizo River están muy bien”.

Luque hizo hincapié en la identidad riverplatense: “Siempre tuvo un juego vistoso a lo largo de su historia. En los últimos años tuvo grandes planteles, desde los días de Daniel Passarella, Ramón Díaz o ahora Marcelo Gallardo. Por eso la satisfacción de ver a este equipo, porque todo equipo que enfrenta a este River se tiene que esforzar el doble”.

Entrevistado por Carlos Aira, el popular Pulpo recordó sus comienzos en el fútbol: Exploté en Unión. Año 1974. Antes estuve dando vueltas por clubes a lo largo del país. Cuando comencé a meter goles, Unión no me prestó más. Ascendimos con el Tatengue a la A. Después vino el Toto Lorenzo y realizamos esa gran campaña en el Metropolitano de 1975. Eramos profesionales, pero no al nivel de una primera división. Cuando estás en la B no tenés las mismas comodidades que los equipos de la A. Siempre digo que en Unión, en invierno viajábamos con frazadas y en verano desnudos. No teníamos ni calefacción ni aire acondicionado. Pero nos encantaba porque la mayoría éramos muchachos con ganas de progresar“. 

En River estuvo lo mejor de mi carrera. Siempre me gustó esa forma de jugar porque me gusta el buen fútbol. Era una escuela de buenos jugadores con buen pie. Jugué al lado del Beto Alonso, J.J López, Alejandro Sabella, Emilio Nicolás Commisso, Pedro Alexis González. Eso hacía que uno se contagie. En esa época hablábamos mucho de fútbol y eso nos hacía jugar de memoria, recordó Luque.

Consultado sobre el presente de la Selección Argentina, el histórico goleador le abrió un crédito grande a Jorge Sampaoli: “Me gusta porque es un tipo muy trabajador, con ideas claras. Tengo entendido que tiene mucho carácter, un obsesivo como Marcelo Bielsa. Tengo un aprecio grande con aquellos que son obsesivos, que intentan jugar bien“; y recordó una anécdota con el ex entrenador de la Selección nacional: “Una vez lo llame a Bielsa a España para felicitarlo por la campaña que estaba haciendo y no lo encontré. Le deje dicho a la secretaria y Bielsa me devolvió la llamada. Fue una sorpresa. Tuvimos una linda charla”.

Claudio Tapia, presidente de AFA, declaró que los jugadores campeones del mundo de 1978 y 1986 serían reconocidos, algo que muchos futbolistas reclamaban. Luque reflexionó: “Algo hicimos por el fútbol argentino. De hecho, la camiseta argentina tiene dos estrellitas. Nunca pedimos nada extraordinario, pero hubo muchos compañeros que no tenían ni obra social. Entonces juntábamos dinero para ayudarlos porque ni los clubes a los cuales pertenecieron ni AFA se preocupaban por ellos. En su momento creímos tener cierto apoyo de AFA pero eso nunca se dio hasta ahora“; y expresó: “Tengo el recibo del premio por la Copa del Mundo. Fueron 25.000 dólares, más los descuentos. Nosotros nunca nos enteramos cuanto percibió la AFA intervenida por la dictadura por ese campeonato mundial. Nunca nadie investigó ni dijo nada“. 

Finalmente, nos comentó su trabajo junto a River Plate en Mendoza: “Charlando con Rodolfo D´Onofrio en Mendoza le propuse un proyecto de captación de talentos en la provincia. Luego, en conjunto con la dirigencia, agregamos San Juan y San Luis. Somos el primer filtro. Hacemos un informe y se lo mandamos al club. Luego ellos citan, y si tienen condiciones, viajan y les dan pensión y educación. Con esto estoy feliz porque estoy cerca del fútbol, y si bien nací en Santa Fe y en Unión, River Plate fue algo grandioso. El club de Núñez me hizo escalar a la selección y ahí consagrarme mundialmente

FV/GF/RG

Comentarios

comentarios