“No hay técnico en el mundo que pueda hacer un equipo ganador sin buenos jugadores”

256

Norberto Doroteo Méndez fue un grande de su tiempo. Un futbolista puro potrero. Tucho, como se lo conoció, nació en Parque de los Patricios la noche de Reyes de 1923. Surgió en la Primera de Huracán en 1941 jugando al lado de Herminio Masantonio. Insider derecho, actual número 8, dueño de una notable técnica. Durante quince años fue una referencia obligada del fútbol argentino. Un fútbol argentino que se apoyaba en la notable calidad individual de sus jugadores. Cada equipo tenía unos cuantos jugadores con excelente pie. La técnica era el 2-3-5. Las canchas se llenaban. La época de oro de nuestro fútbol.

Años más tarde, cuando Tucho ya era un añorado bronce y los entrenadores pedían jugadores obedientes por sobre aquellos con buen manejo, el ex crack de Huracán, Racing Club y la Selección Argentina dejó en claro su credo: “No hay técnico en el mundo que pueda hacer un equipo ganador sin buenos jugadores“.

Tucho Méndez falleció el 22 de junio de 1998. Morocho, de jopo perfecto, fue una gloria enorme de nuestro fútbol.

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

Comentarios

comentarios