Néstor Centra | “La idea de ganar como sea quemó la cabeza de tres generaciones de argentinos”

634

El fútbol es una pasión argentina. Las diferencias tácticas y estratégicas del juego también. Entrenadores y sistemas tácticos. La eterna discusión sobre La Nuestra, Jorge Sampaoli o si Marcelo Bielsa encarna la tercera posición histórica de nuestro fútbol. Todo esto se debatió en el Especial de los viernes. Una de los periodistas consultados fue Néstor Centra, voz histórica de la Oral Deportiva de Radio Rivadavia.

¿Existe La Nuestra, esa definición futbolistica nacional creada para definir al fútbol de la Selección de César Luis Menotti? Centra expresó: Están quienes lo niegan, pero hay una identificación propia del fútbol argentino. Sino no se explica la pasión que genera en los hinchas argentinos el Barcelona de Messi. Esa identificación surge del gusto por el toque y la pared. Algo que conocemos desde hace décadas pero es muy difícil llevarlo a la práctica. La Nuestra es Barcelona. Ese es el fútbol con el cual nos identificamos. Tuvimos equipos que intentaron mantener esa línea de juego. Por ejemplo, el partido ante Serbia en 2006 y los 24 toques antes del gol de Esteban Cambiasso. Porque el fútbol argentino histórico es eso: juego asociado y toque“. 

Centra expresó su admiración por el fútbol propuesto por Marcelo Bielsa: “Yo me corro de la discusión Menotti-Bilardo. Soy un amante de Marcelo Bielsa, pero debo reconocer que José Néstor Pekerman tomó mucho de Bielsa. Marcelo Gallardo también. Y me pregunto, ¿Que fútbol identifica al entrenador de River? ¿Es Labruna o Menotti?. También lo tenés a Carlos Bianchi dando vueltas. Por eso reconozco mi plena identificación con el fútbol de Bielsa. Algunos te caen con la temprana eliminación de la Copa del Mundo 2002. Pero si apuntamos a como jugó la Selección hasta esa fase del Mundial, era el único equipo que sabíamos que no íbamos a perder. Recordemos que en la eliminatoria perdimos en sólo un partido. En ese Mundial también perdimos en un solo encuentro cuando en otros mundiales, como Italia 90 o EE.UU 94, avanzamos como mejores terceros”; y recordó:Luego del Mundial 2002, Bielsa cambió. Dejó de plantear los partidos en forma tan vertical. Entendió que el gusto del hincha argentino es jugar y tener la pelota por el piso. Se exprimió la cabeza hasta que la Selección tuvo el juego que le faltaba”. 

¿Ganar como sea? Otra corriente instalada en el fútbol argentino. Centra analizó: “Esa discusión tiene su punto de partida el 24 de marzo de 1976 con el golpe militar. El papá de Fernando Niembro, Paulino, fue quién impulsó a César Luis Menotti como técnico de la Selección. Arrancó en 1974. Cuando sucedió el golpe, la Selección estaba en Europa y le plantearon a Menotti, por cuestiones ideológicas que renunciara. Menotti nunca lo hizo. Siguió y se consagró campeón mundial. Nunca se lo perdonaron. Por eso desde Sport 80 fue tan crítico con Menotti y buscaron su contracara en Carlos Salvador Bilardo. Por eso es importante contextualizar. Muchos periodistas no pudieron seguir laburando durante la dictadura y en democracia bancaron a muerte a Bilardo. Una vez, en la Oral Deportiva, entrevistamos a Carlos Bilardo. Le preguntamos si era capaz de sentarse con Menotti. Dudo, y nos dijo que su problema era fallarle a quienes se la jugaron por él cuando lo destrozaban. Bilardo tuvo códigos con quienes lo defendieron, desde ese lugar lo respeto. Pero hay algo imperdonable: la idea de ganar como modo de vida quemó la cabeza de tres generaciones de argentinos“. 

Néstor, ¿Que técnicos y equipos actuales te gustan? “Me gusta el River de Gallardo. Alguna vez dije que superó al equipo de Ángel Labruna de 1975. Tiene una dinámica y prestancia que lo distingue. El Lanús de Barros Schelloto me impresionaba porque los laterales crecían, los volantes se cerraban y el equipo terminaba atacando con nueve hombres. Otro técnico que me gusta es el Gringo Heinze. Argentinos Juniors, en el Nacional B, siempre ataca e intenta jugar por abajo. Heinze es un hijo dilecto de Bielsa. Después respeto otros equipos, como el Banfield 2009 campeón con Julio César Falcioni. Era un equipo que tal vez jugaba feo pero muy compacto. Pero la mano de los buenos técnicos se ve en los entretiempos. En ese sentido Ariel Holan me parece un gran entrenador. 

Finalmente, ¿Algún día se pondrá punto final a la dicotomía Menotti-Bilardo?, para Néstor Centra “mientras estemos vivimos los que vimos aquellos equipos, será dificil“; y agregó: “Hoy los pibes ni saben quienes son. Las diferencias en Argentina siempre fueron políticas. Desde la Revolución de Mayo entre Saavedra y moreno, pasando por Unitarios y Federales o la Generación del 80 y los radicales revolucionarios del Parque. Mi pregunta es si hay que aceptar una unidad. Pasa tanto en la política como en el fútbol. Yo no quiero acordar con ciertas cosas que observo. Me gusta el fútbol de Pekerman o Bielsa porque implican cuestiones éticas en la manera de jugar y relacionarse. A Bielsa lo apoyaron los periodistas bilardistas que luego le dieron la espalda porque no les daba exclusivas. Son los mismos periodistas que luego le caen a Salorio por sacarse una vez. Un periodismo que detesta los valores transmitidos por Bielsa y Pekerman y por eso lo atacaron con crueldad. Por todo esto, la grieta Menotti-Bilardo será in eternum”. 

CA/GF/RG

 

Comentarios

comentarios