“Nitti, hijo de puta, la puta que te parió…” fueron las más hermosas palabras que escuché en mi vida.

434

¿Por cual razón un hombre se siente pleno y feliz al ser insultado por una multitud? Seguramente por las mismas razones que lo llevaron a ser árbitro de fútbol.

Teodoro Nitti fue un referente del arbitraje argentino por casi dos décadas. En épocas que los jueces se vestían de riguroso negro, él fue un duro. Debutó en Primera División en el año 1970. Dirigió 470 partidos oficiales hasta su retiro, en 1986.

Alto, fuerte. Su carácter se hizo sentir. Teodoro es el dueño de algunos récords curiosos: fue el árbitro que expulsó a un jugador más rápido. Fue el 4 de noviembre de 1979. Clásico entre Huracán y San Lorenzo. A los 25 minutos del segundo tiempo, Juan César Silva, camiseta 16 quemera, ingresó al campo de juego. Un minuto más tarde fue expulsado por Teodoro.

También fue el árbitro en el cual un arquero improvisado atajó un penal. El primero sucedió el 22 de agosto de 1971. Rosario Central recibió a Racing Club. Penal contra Racing. El Mono Gibaudo, arquero de la Academia, fue expulsado por Nitti por adelantarse dos veces en remates ejecutados por Landucci. El Chango Cárdenas fue al arco. Central cambió de ejecutor. Mala idea. Cárdenas tapó el penal de su coprovinciano Roberto Gramajo.

Su carácter le jugó una mala pasada en cancha de Estudiantes. 9 de noviembre de 1975. El brasileño Zezinho, habilísimo delantero blanco, le dijo ladrón. Nitti, lo acogotó ante la mirada atónita de quince mil espectadores. Luego lo expulsó y lo invitó a pelear.

Sobre el final de su carrera dirigió dos partidos emblemáticos en Avellaneda. El 18 de diciembre de 1983 le tocó arbitrar el descenso de Racing Club. También la triste tarde del 7 de abril de 1985, cuando fue asesinado el joven Adrián Scasserra.

En 1991 su nombre volvió al centro de la escena. Se presentó como candidato a Presidente de AFA. Durante los 35 años de poder de Julio Grondona fue el único que se atrevió a confrontar. Cuenta que su candidatura fue alentada por Juan D´Stéfano (presidente de Racing Club), Fernando Miele (San Lorenzo) y Carlos Heller (Boca Juniors). La elección terminó 39 a 1 en su contra.

En febrero de 2003 fue entrevistado por el diario deportivo Olé. En un momento de esa larga nota lo consultaron sobre si extrañaba el “Nitti, compadre…”. Su respuesta fue antológica: “Ese no, porque se lo cantaban a Ithurralde. A mí me dedicaban el “Nitti, hijo de puta, la puta que te parió…”. Esos insultos fueron las más hermosas palabras que escuché en mi vida”

Teodoro Nitti falleció el 11 de septiembre de 2004, a los 70 años. El hombre que era feliz cada vez que lo puteaban.

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar

Comentarios

comentarios