“Estudiantes es la representación de la violencia para el lucro aplicada al fútbol”

1200

frase fue acuñada por el periodista Dante Panzeri en el año 1969, cuando Estudiantes de La Plata disputó ante el Milan un escandaloso partido por la Copa Intercontinental de Clubes.

Aquella noche del 22 de octubre de 1969 fue una jornada negra para el fútbol argentino. En la Bombonera, aquel Estudiantes de Zubeldía mostró su peor cara. Un concierto de golpes, agresiones, insultos y escupitajos. Con dos agresiones arteras. Primero el tucumano Ramón Aguirre Suárez desfigurando a Néstor Combín. Luego el arquero Alberto Poletti golpeando en el piso con una patada a Gianni Rivera. Fue tan grande el escándalo que el gobierno del dictador Juan Carlos Onganía resolvió detener a Alberto Poletti y Ramon Aguirre Suarez, quienes pasaron un mes en la cárcel de Devoto.

Nacido en Rosario el 5 de noviembre de 1921 y criado en diversos pueblos cordobeses, Dante Panzeri llegó a Buenos Aires a comienzos de los años cuarenta. Redactor de El Gráfico, su estilo crítico y profundo estuvo impregnado por un halo de ética y moralidad.

Panzeri, enfrentado con Osvaldo Zubeldía y su concepción del fútbol, no dudó en catalogar a aquel equipo multicampeón como una “representación de la violencia para el lucro aplicada al fútbol”.

Controversial, polémico – y curiosamente – muy pocas veces debatido a fondo. Un bronce al cual pocos se animan a polemizar. Ese fue Dante Panzeri.

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

Comentarios

comentarios