Banfield 0 – 0 Rosario Central 2003. Vamo´y vamo´….

275

 

Era una de esas noches que hielan la sangre. El termómetro apenas si acariciaba los diez grados. Sábado 28 de junio de 2003. Penúltima fecha del Clausura 2003. En Peña y Arenales, Banfield recibía a Rosario Central.

Ambos se jugaban mucho, y a su vez, podrían zanjar sus problemas en forma conjunta. Empatando, ambos cumplían su objetivo: el taladro se ponía a cubierto de la temida promoción. Los canallas entraban a la Copa Sudamericana, y tal vez, podrían llegar a la Libertadores.

Del partido poco se puede decir. Fue un espectáculo bochornoso. Noventa minutos de toques laterales, pases hacia atrás y ningún tipo de presión. Tan solo un remate al arco. El inolvidable José Luis Garrafa Sánchez buscó el arco defendido por Julio César Gaona. En el segundo tiempo, Luciano Figueroa tenía todo para batir la meta local, pero falló un cabezazo que en otras circunstancias, no hubiera fallado…

Todo fue un bodrio. Un verdadero asco. Encima, hacía frío. Finalizado el partido, el propio Figueroa declaró: “La gente tiene que entender que el empate era negocio para los dos“. Pero la definición más exacta la dio Garrafa: “No hubo guita de por medio, pero era obvio que no ibamos a arriesgar”.

Extraño fue el cantito de la hinchada local antes de comenzar el partido: “Ya lo veo…ya lo veo…esta noche…empatamos cero a cero”.

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

Comentarios

comentarios