“Ese señor, que no se como se llama, me esta insultando”

742

Una de las frases históricas de un jugador que dejó mil anécdotas: Guillermo Barros Schelotto.

Una llamativa mezcla de atorrante y pibe bien de la aristocracia platense. Desde su debut en la primera división de Gimnasia, en 1991, el Mellizo se caracterizó por una gambeta implacable. Una visión de juego magnífica y un estilete en la lengua.

Ídolo total en Boca Juniors, club al cual arribó en 1997. Ganó absolutamente todos los títulos posibles, consagrándose como uno de los grandes de la historia del club de la Ribera. Sus duelos ante River eran un partido aparte. Como aquella noche del 17 de junio de 2004.

Semifinal de Copa Libertadores. River y Boca en el estadio Monumental. Partido duro por demás. Entre tanto entrevero, un insulto desde el banco de suplentes millonario. Era Hernán Díaz. Un histórico del fútbol argentino. Guillermo Barros Schelotto miró al árbitro Héctor Baldassi y le dijo: “Ese señor, que no se como se llama, me esta insultando”

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

Comentarios

comentarios