Arsenio Erico. El máximo goleador del profesionalismo.

430

Arsenio Pastor Erico, con sus 293 goles, tiene el honor de ser el máximo goleador en la historia profesional del fútbol argentino.

Nació en Asunción, el 30 de marzo de 1915. Llegó a nuestro país en 1934, integrando un equipo de la Cruz Roja recaudando fondos humanitarios para paliar el horrible dolor que significaba la triste Guerra del Chaco.

Figura en Nacional de Asunción, los dirigentes de Independiente – asombrados por sus virtudes – no dudaron en contratarlo de inmediato. Pronto se destacó como lo que fue: un goleador letal.

Insuperable en instancias áreas. Se lo apodó El Trampolín Invisible, toda una definición para describir una virtud casi acrobática en el salto.

Marcó seis goles en un partido frente a Quilmes en 1937. Desplegó una larga campaña en Independiente, en la cual disputó 325 partidos marcando 293 goles.

Goleador de los campeonatos de primera división de 1937, 1938 y 1939. En 1938 la tabacalera 43 pagaba un enorme premio al jugador que llegara a esa cifra de goles. Erico lo logró varias fechas antes de la conclusión del torneo, por lo cual no convertía goles y tan sólo habilitaba a sus compañeros.

Campeón en los años 1938 y 1939, formó una delantera para todos los tiempos junto a José Vilariño, Vicente De la Mata, Antonio Sastre y José Zorrilla. Ellos son un pedazo grande de la historia del fútbol argentino.

En 1946 fue transferido a Huracán. En Parque de los Patricios jugó tan sólo 7 encuentros sin marcar goles. Arsenio Erico falleció en Buenos Aires el 23 de julio de 1977.

Por Carlos Aira (info@xenen.com.ar)

Comentarios

comentarios