“¡Vas a salir campeón de la concha de tu hermana!”

2775

Frase histórica dedicada por Carlos Timoteo Griguol a su dirigido Favio Yagui Fernández, luego de una expulsión cuando el equipo estaba a punto de ser campeón.

A fines de 1994, el experimentado entrenador cordobés Carlos Timoteo Griguol tomó la conducción técnica de Gimnasia y Esgrima La Plata.

El Lobo platense tenía buenos valores. Una base formada con jugadores de experiencia, como Enzo Noce, el uruguayo Guillermo Sanguinetti, Pablo Morant, Darío Ortiz, Claudio Galvagni, José María Bianco o Sergio Dopazo.

Pero Timoteo metió mano en el equipo y sacó lo mejor de una generación de pibes formados en Estancia Chica: los mellizos Guillermo y Gustavo Barros Schelotto, Pablo Fernández, Favio Fernández, Federico Lagorio y un pibe llegado desde Rosario: Andrés Guglieminpietro.

El equipo realizó una gran campaña en el Clausura 1995. Tan buena que en la 18º fecha, Gimnasia podía consagrarse campeón luego de 66 años si San Lorenzo no vencía a Lanús en el Gasómetro. Domingo 18 de junio. Frío y lluvioso. Ferro Carril Oeste esperaba al Lobo en Caballito.

A los 15 minutos del segundo tiempo llegó el esperado gol tripero en los pies de Carucha Lagorio. A falta de siete minutos, con el partido controlado, una infracción infantil del volante del Yagui Fernández determinó su expulsión por parte del árbitro Roberto Ruscio y la temperamental salida del técnico cordobés en un inolvidable primer plano televisivo.

Por Carlos Aira

 

Comentarios

comentarios